Lo que sucedería en Colombia si asesinan a Petro

Jóvenes, profesores, simpatizantes de otros partidos, personas sin partido, campesinos y pequeños empresarios hacen parte del electorado de Gustavo Petro. La esfera ideal para un próximo "Bogotazo" a escala nacional.

Serían cerca de 9 millones los seguidores del candidato de la Colombia Humana, distribuidos en todo el territorio nacional y el exterior, de los cuales sus mas acérrimos corresponden a las juventudes universitarias, comunidades indígenas,  negritudes, campesinos y profesores, también personas sin partido, simpatizantes de otros partidos y hasta empresarios; es decir personas de todas las clases sociales que están de acuerdo con su visión de país.

En su discurso recoge la indignación antioligárquica de muchos, pero también la esperanza de los mas olvidados, de los que se han cansado de la forma en que ha llevado la vieja clase política las riendas del país.

Su gente abarrota las plazas en cada manifestación suya, comienzan a observar, a sentir y vivir sus anhelos políticos como si de un partido de la selección se tratara, mas que eso es el hombre que ha despertado la pasión en sus seguidores a tal punto en que mediante su promesa de justicia social, una hoja de vida  política totalmente entregada desde sus 17 años a la lucha por la reivindicación de los olvidados y los pobres, que como si se tratara de un nuevo ciclo de la historia de Colombia que se repite de cuanto en cuanto, nace entre los anhelos de la base del pueblo al mejor estilo de Gaitan ó Galan.

"La oligarquía no me mata porque sabe que si lo hace el país se vuelca y las aguas demorarán cincuenta años en regresar a su nivel normal" -Gaitán

Las masas Petristas están tomando un sentido de empoderamiento a través de sus discursos, que a diferencia de la campaña Gaitanista, se trazan unos objetivos claros, llevar a la casa de Nariño al hombre que hará renacer el agro, al hombre de las luchas sin tregua contra la corrupción, al hombre que traería la justicia social al país de los de los 10.000 falsos positivos, al que eliminará la mermelada, al país de los paras, la guerrilla y el narcotráfico, aun con una campaña austera pero llena de emoción, la que sus mismos seguidores adornan con canciones; murales y vallas con el rostro cafesuno del hombre brillante que alguna vez por allá en el 2007 no le tembló la voz para denunciar al 35% del congreso paramilitar y que sin importarle su tranquilidad por esta causa, pasaría los siguientes años refugiado entre laminas blindadas evadiendo a la muerte.

El hombre de las denuncias

Fue Gaitan el hombre que en 1928 denunció la corrupción administrativa dentro del gobierno, y el exceso de poder ejercido por la American Fruit Company en apoyo de la policía nacional que terminaría en la masacre de las babaneras. Y es Petro el hombre que denunció la corrupción, hasta la de sus compañeros, primando sobre todo sus ideales, fue quien denunció las masacres  perpetradas por el paramilitarismo, algunas con el apoyo del estado en el salado, en el aro,  y otras 1.164 masacres que dejaron como saldo 7160 muertos, muchos mas que los 1800 muertos de la masacre que denunció Gaitan.

Un país sin gobernanza

Petro es el único que ha sobrevivido para contar, es cuerpo viviente de la denuncia que jamas hicieron De la Calle ni Vargas Lleras, ni mucho menos Duque. Es cabeza de nueve millones de apasionados seguidores, dispuestos a luchar por defenderse de un estado resignado en el engaño y el juego sucio, de salir a la calle, y armar una revuelta no solo si le asesinan si no también si le roban las elecciones.

Subsiguiente a esto, sobrevendrían contra el estado una serie de manifestaciones públicas bastante alzadas de intolerancia, ya que para ese entonces es el establecimiento representada por la ultra derecha quien cargaría las sospechas nacionales convencidas del crimen, y el tumulto de gente en las calles escaliaran rápidamente hacia una revuelta de carácter anti militar, ya que son las fuerzas militares quienes protegen los intereses del gobierno.

Sería entonces cuando el presidente, en un intento por controlar la sublevación nacional, declararía un estado de excepción, buscando frenar las revueltas organizadas por el indignado petrismo. El proceso de paz se vendría abajo y muchos guerrilleros volverían a las armas aprovechando la situación de caos para conformar una nueva ola de violencia sin frenesí. La fuerza militar podría eventualmente tornarse hacia el exceso. Los grupos rebeldes se enfrentarían inminentemente al enmarañado establecimiento que hará uso de lo que esté a su alcance para protegerse, el paramilitarismo.

En este momento todo dependerá de la balanza de fuerzas, tanto si las manifestaciones se quedan como una lucha interna en la que la población acompañada por organizaciones armadas de izquierda luchen en contra de la fuerza publica como también si el gobierno pide ayuda internacional, con el fin de restablecer la calma, el punto de inflexión sobre el poder dependerá del tiempo osea de la rapidez de los hechos trascendentales que aceleren el restablecimiento del poder como también, dado el caso se busque un cambio de gobierno, terminando si todo se encausa a calmar las aguas mediante una tregua.

En cualquier caso, Petro es hoy en día el hombre que ha caldeado la sopa de la indignación y la lucha de clases, el que ha despertado el instinto de rebeldía encauzada sin retroceso hacia el cambio de gobierno justo, esta vez sin las armas, llegarán las votaciones y veremos si el establecimiento se resigna por fin a soltar el poder en pro del pueblo, ¿lo asesinarán? o será su pueblo quien le olvidará y terminará siendo la "nueva ola", esta vez llamada humana que se desvanezca en cuanto choque contra las solidas playas de la hipócrita indignación Colombiana.

Tal vez quieras leer: Presunto plan para asesinar a Petro con un francotirador

Comentarios

  1. "Al hombre lo pueden matar pero a las ideas no". Seremos millones quienes seguiremos en la lucha, pero será una lucha pacífica, la revolución del siglo XXI es con ideas no con balas porque al final no es matándonos entre hermanos que vamos a salir de la crisis, es dejando de alimentar la industria de la guerra que beneficia únicamente a quienes la producen. Ya lo dijo Eduardo Galeano, "quienes están encargados de nuestra paz, son los 5 mayores productores de armas en el mundo, USA, Inglaterra, Francia, Rusia, y China".

    ResponderEliminar
  2. Para los que desconocen la historia, mi Padre lloro la muerte de un Gran Colombiano, un gran Ser humano y un gran lider; Luis Carlos Galan... lo vi y llore al ver como lo asesinaron a mi escasos años de vida. Me doli por mi padre, por la gente que le seguia. Ahora en mi adultes; lo dire asi. Pertenezco a una nueva generacion de hombres y jovenes... somos miles y millones de profesionales que apoyamos a Petro. Estamos en la sombra no usamos sus logos, ni sus camicetas, ni sus banderas. Estamos detras de cada campaña, de cada reunion de cada salida, protegiendolo entre multitud de gente. Aportando dinero desde cada Colombiano! Asi o mas claro. Hay miles de creyentes del nombre de Jesus orando noche y dia por este hombre. No somos de armas... pero tenemos algo muy claro. Si a el le pasa algo LA COLOMBIA HUMANA. Se llamara EL COLOMBIANAXO. No permitiremos que pasen 200 años mas de humillaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que si llega a pasar algo irremediable, la Colombia Humana tendría que reunir a sus mayores seguidores, jóvenes muy inteligentes para tomarse el Congreso y expulsar el cáncer que inavdió a Colombia y reorganizar la Colombia Humana con veeduria Internacional. Es ahora o nunca

      Eliminar
  3. Los que conformamos la colombia humana si estamos armado(de valor, perseverancia, Constancia, esperanza, amor, fraternidad, humanismo,compromiso y un sin número de valores) pero la via de los hechos serian la última opción.....

    ResponderEliminar
  4. Petro mi presidente, haga lo que haga ,los corruptos no podrán silenciar al pueblo es la unica oportunidad que tenemos para desechar toda la política sucia y corrupta de este hermoso país, colocaría mi pecho por el dr Gustavo Petro ,ojal o no pase nada malo por tomariamos a Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo primero sería invadir el Congreso y expulsar las ratas corruptas, luego definir una nueva politica con Veeduría Internacional, es ahora o nunca

      Eliminar
  5. El primer acto de violencia sería asesinarlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.