Duque traicionaría a Uribe en cuanto llegue al poder


Para ningún colombiano es un secreto que Alvaro Uribe es uno de los personajes políticos más influyentes de los últimos tiempos en Colombia, prueba de ello es la cantidad de fieles y apasionados seguidores que para bien de la democracia o no, le han seguido a pesar de representar la politica del establecimiento, y de ostentar en su vida del centenar de afrentas, calumnias, investigaciones y disputas subidas de tono que ha cargado en su haber gracias a su carácter, "honorable y patriótico" para sus seguidores, pero sumamente "reprochable" para sus opositores. Esta influencia, también llamada "carácter político" le ha dotado de una capacidad de convencimiento tal que logró cambiar la constitución para reelegirse, logró modificar normas que protegían al trabajador (clase a la que pertenecen la mayoría de uribistas) y convertirlas en herramientas pro empresariales de explotación laboral justificada bajo la frase "trabajar, trabajar y trabajar" y muchas otras cosas que si sus fieles entendieran a fondo, dejarían de respetarlo automáticamente.

Al no poder reelegirse por tercera vez, el ex presidente intentó seguir gobernando en cuerpo ajeno y para ello escogió a quien fuera en ese entonces su mano derecha, Juan Manuel Santos creyendo que este le dejaría seguir influenciando significativamente en las decisiones de estado. Pero no contaba con que este pupilo, astuto como su maestro, no solo distorsionó la concepción política heredada,  lo que él llamaba los 3 huevitos, si no, que se convirtió rápidamente en su principal opositor. Tal como ocurrió en Ecuador con Correa y Moreno, ocurrió con reyes, emperadores y ocurre en vida cotidiana en las empresas.

La primer razón y no la mas importante que nos hace asegurar que Ivan Duque traicionaría a Uribe es por sus postura mostrada antes de convertirse al uribismo, un pensamiento claramente liberal e incluso progresista y garante de los derechos de las minorías como por ejemplo su postura a favor del matrimonio homosexual, mostrada en trinos de cuando todavía no era senador.


O su postura en contra del entrometimiento de la iglesia en la política, mostrada en un trino del 2011.


O su apoyo al aborto en ciertos casos.

O los tópicos a favor de la legalización de la dosis personal en Colombia, idea que cambio en cuanto lanzó su candidatura. 

O su apoyo a personajes como Jose Arizala, ex secretario del partido comunista Colombiano,  una organización que profesa abiertamente los ideales Marxistas. Y que por estos días, con fines convenientes se aleja tajantemente de su pensamiento tolerante sobre otros ideales. 


La segunda razón que nos hace pensar de su inminente alejamiento de los ideales de su abanderado en cuanto llegue al poder es por el simple hecho que genera el llegar al palacio de Nariño, es decir sentarse en el poder y ser el hombre mas poderoso de Colombia. Duque ha demostrado ser un hombre de ideas, pero también un hábil jugador y actor (mirar siempre a la cámara, sonreír, ser amable, no responder a insultos, aprender las respuestas y ante todo aparentar ser el muchacho bueno que jamás traicionaría a alguien). Y no es de extrañarse que el hecho de no molestarse de que las personas lo traten de títere, falto de ideas propias y retardatario a pesar de su espíritu liberal, sea simplemente la jugada perfecta para hacerse al poder utilizando la imagen y la influencia de un Uribe sediento de volver al poder que a pesar de ir en contravía de sus ideales es lo mejor que le pudo haber pasado, de lo contrario seguiría siendo el desconocido que era, un hombre joven y sin experiencia, pero con muchas ansias de poder.

Duque es el elegido de Uribe porque representa la maleabilidad política representada por la juventud, la inexperiencia y el deseo de poder. Pero AUV olvida de los bajos instintos que despierta el sentarse en una silla y tener en las manos el destino de millones de colombianos. Una oportunidad única en la vida como para ser simplemente el títere de uno que no pudo hacer lo que se propuso cuando tuvo la suya. 



Comentarios