Enmermelados fantasticos y dónde encontrarlos. (Sobre odebrecht y altos politicos de Colombia Parodia literaria)

¿QUÉ ES UNA BESTIA?


La definición de «bestia» ha sido objeto de controversia durante siglos. Aunque este hecho pueda sorprender a algunos estudiantes que se acerquen por primera vez a la Mafiología, el problema puede resultar más comprensible si nos tomamos un momento para considerar tres tipos de criaturas mafiosas.

Los hombres godos son humanos la mayor parte del tiempo (ya sean mafiosos de nacimiento o de pasado plebe). Sin embargo, cuando tienen cerca a una persona con ideas distintas a las suyas, se transforman en bestias salvajes de cuatro patas con intenciones asesinas y sin ninguna conciencia humana.

Los hábitos de los guerrillos no son como los de los humanos, pues viven en estado natural, se niegan a vestirse sin armas y rehuyen tanto a mafiosos de ciudad como a plebes, aunque tienen una inteligencia igual a la de ellos.

Los uriber-poor presentan una apariencia remotamente humana, caminan erguidos y pueden aprender algunas palabras simples, pero son menos inteligentes que el más tonto de los  unicornios y no tienen poderes mafiosos si exceptuamos su prodigiosa y anormal fuerza de voto.


Ahora preguntémonos: ¿cuál de esas criaturas es un «ser» -es decir, una criatura digna de derechos legales y voz en el gobierno colombiano- y cuál una «bestia»?

Las primeras tentativas para decidir qué criaturas mafiosas debían ser consideradas «bestias» fueron sumamente rudimentarias.

Simon Bolivar, presidente del Consejo de indignados en el siglo XIX, decretó que en adelante cualquier miembro de la comunidad neo granadina que caminara sobre dos piernas sería considerado un «ser libre», mientras que los demás seguirían siendo «bestias». En un gesto amistoso, convocó a todos los «seres libres» para que se reunieran con los mafiosos en una cumbre que discutiría nuevas leyes y descubrió, para su enorme desaliento, que se había equivocado. La sala de reuniones estaba repleta de bobos que habían llevado a todas las criaturas con dos piernas que habían podido encontrar. Como nos cuenta Antonhy Narinion en sus impresos sobre la Patria boba:

EL OCULTAMIENTO DE LAS CRIATURAS MAFIOSAS


Sería absurdo negar que se han producido infracciones esporádicas parecidas al proceso 8000 desde que apareció por primera vez. Los lectores colombianos de más edad recordarán el «episodio de Samper» sucedido en 1995, cuando un pícaro fanfarron cachaco rojo común se abalanzó sobre el palacio Nariño con su plaza abarrotada de plebes en Bogotá. Por fortuna, la valiente actitud de un grupo de indignados que estaban de guardia impidió que se produjeran ocultamientos. Por esa razón se la premiaría con la Orden de Bolivarin, Primera Clase. Aquella organización realizó la mayor tanda de desencantamientos debeladores de ese siglo sobre los habitantes de Colombia, con lo que evitó el engaño por los pelos.[1]

La fiscalía nacional de la nación mafiosa ha tenido que multar a ciertos partidos repetidas veces por contravenir el articulo 141. Rojo y azul son dos de las infractoras más persistentes. Los plebes han visto en tantas ocasiones al yeri, que la fiscalía nacional de la nación mafiosa se vio obligada a instalar una Fuerza Operativa Internacional en la nación del aguila con carácter permanente. Entretanto, el godo más grande del mundo continúa evadiendo su captura en black river y parece haber desarrollado una verdadera sed de publicidad.


A pesar de esos desafortunados percances, los indignados podemos enorgullecemos de alguno que otro trabajo bien hecho. No hay duda de que la inmensa mayoría de los plebes de hoy se niegan a creer en esas criaturas mágicas que sus antepasados temieron tanto. Incluso los plebes que han visto excrementos de Greedy shepherds o huellas de Pedopriest-pues sería una tontería suponer que todos los rastros de las bestias pueden ocultarse- se dan por satisfechos con cualquier explicación que no esté relacionada con la mafia, por extraña que sea.[2] Si un plebe es lo bastante imprudente para confiarle a otro que ha divisado un pedopriest que violaba en el norte, lo más normal es que el otro piense que está borracho o que ha perdido la chaveta. Por injusto que resulte para el plebe en cuestión, no deja de ser preferible a que te quemen en la hoguera o te ahoguen en el estanque del pueblo.

Pero ¿cómo consigue la comunidad mafiosa ocultar a los enmermelados fantásticos?
Por infortunio, algunas especies no requieren mucha ayuda de los magos para evitar que los plebes las detecten. Criaturas tales como el giudice, el magistrato y el justice-minister tienen métodos de camuflaje altamente efectivos, por lo que ha sido poco necesaria la intervención del Ministerio de Mafia para defenderlas. Luego están esas criaturas que, debido a su inteligencia o a una timidez innata, evitan el contacto con los plebes a toda costa, como, por ejemplo, el ongcornio, el donnauribo, el papus. Otras bestias mafiosas habitan en lugares inaccesibles para los plebes: enseguida nos viene a la cabeza la FARCcantula, que vive en lo más recóndito del territorio inexplorado de la jungla de colombia, y el timoleon, que anida en los picos de montañas que son inalcanzables sin el uso de la informática.
Por último, los casos más frecuentes son los de criaturas lo bastante pequeñas, rápidas o hábiles para hacerse pasar por animales corrientes y no reclamar la atención de los plebes; los avvocatosrectorunis y cures entran en esa categoría.
De todos modos, también hay muchas bestias que, sea o no de manera intencionada, siguen siendo llamativas incluso a ojos de un plebes, y éstas son las que generan una notable cantidad de trabajo al Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mafiosas. Este departamento, el segundo con la plantilla más grande del Ministerio de Mafia, se ocupa de las diversas necesidades de la multitud de especies que están a su cuidado y las atiende de diferentes maneras.

HÁBITATS SEGUROS



Tal vez la medida más importante para ocultar a las criaturas mafiosas fue la creación de hábitats seguros. Los encantamientos repelentes de plebes impiden que haya intrusos tanto en los bosques donde viven generolious y magistratos como en los fuertes y cortes reservadas para la gente del poder. En casos extremos, tales como el de los ex-praesis, se han encantado parajes enteros para que sea imposible encarcelarlos.



EMBRUJOS DESILUSIONADORES



El mafioso de la pantalla también desempeña un papel importante en el ocultamiento de las bestias mafiosas. Por ejemplo, aquellos partidos que poseen un godo están obligados por ley a encantarlo con un embrujo desilusionador de falso liberal para distorsionar la visión de cualquier plebe que pudiera verlo. Los embrujos desilusionadores deben renovarse a diario, ya que sus efectos se disipan.




ENCANTAMIENTO DESMEMORIZANTE



Cuando sucede lo peor y un plebe ve lo que no debería haber visto, el encantamiento desmemorizante es tal vez el instrumento más útil para reparar el daño. El partido dueño del animal en cuestión puede realizar el encantamiento, pero, en casos muy graves de alerta plebe, el Ministerio de Mafia puede enviar un equipo de desmemorizadores entrenados a través de los medios.



LA OFICINA DE DESINFORMACIÓN


La Oficina de Desinformación se involucrará únicamente en situaciones extraordinarias de colisión -entre el mundo mafioso y el plebe. Algunos escándalos o accidentes mágicos son demasiado notorios para que los plebes se los expliquen sin la ayuda de una autoridad exterior. En esos casos, la Oficina de Desinformación se pondrá en contacto directamente con el primer ministro plebe para buscar una explicación del suceso que sea plausible y que no tenga nada que ver con la mafia. Gracias a que esta oficina no escatimó esfuerzos para persuadir a los plebes de que todas las evidencias fotográficas, audibles y escritas del uribo del black river son falsas, se ha conseguido salvar una situación que en cierto momento pareció demasiado peligrosa.

CLASIFICACIONES DEL MINISTERIO DE LA MAFIA




El Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas clasifica a todas las bestias, seres y espíritus conocidos. Así se ofrece una orientación rápida para saber qué peligro puede entrañar una criatura. Las cinco categorías son las siguientes:

CLASIFICACIONES DEL MINISTERIO DE MAFIA (MM)
XXXXXXCon reputación de asesinar / imposible de entrenar domesticar
XXXXXXPeligrosa / requiere conocimientos especiales / indignados experimentados pueden manejarlas
XXXXX   Indignados competentes pueden salir adelante.
XXXXXXInofensivas / pueden ser domesticadas
XXXXXX

En algunos casos, he considerado que era necesaria una explicación sobre la clasificación de una bestia en particular y he añadido notas a pie de página al respecto.









Comentarios